sábado, 12 de febrero de 2011

Proceres Castañeda


PROCER DE LA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA

Gral. En jefe Juan Etanislao Castañeda.


Historia

La región larense ha sido pródiga en proporcionar dignos hijos servidores a la patria, en los variados campos de la educación, la religión, las ciencias, las artes, la música y de la emancipación; entre éstos últimos podemos resaltar a los siete hermanos Torres, a Jacinto Lara, epónimo del estado; José de la Trinidad Morán, Florencio Jiménez, Juan de los Reyes Vargas, Andrés Torrellas, Juan Bautista Rodríguez, Concepción Perera y Juan Etanislao Castañeda, olvidado paladín de la gesta redentora, de quien nos referiremos en esta ocasión de conmemorar un nuevo aniversario de su fecha natal, ocurrida los primeros días del mes de julio de 1793 en Nuestra señora de la Merced de Arenales, progresista población cercana a la prócera Carora, hijo de Don Vicente Castañeda y Doña María de los Ángeles Rodríguez, quienes le brindaron una educación elemental, cortada por los avatares de la lucha emancipadora desde 1810 al incorporarse con un grupo de coterráneos en apoyo del marqués del Toro durante el desarrollo de la Campaña sobre Coro, cuando esta provincia no se adhirió al grito que Caracas dio el memorable 19 de abril. Juan Etanislao mostró entusiasmo y patriotismo en las primeras acciones libertadoras, logrando por méritos su ascenso a teniente y la confianza de sus superiores entre ellos el futuro Libertador que lo tuvo en sus filas en Trujillo durante el exitoso avance de la Campaña Admirable, destacándose este imberbe soldado en los combates de Los Horcones el 22 de julio de 1813 a las órdenes de José Félix Ribas y varios oficiales del terruño crepuscular; incansable Castañeda estará presente en Taguanes. Con Bolívar estará sitiando en agosto la fortaleza de Puerto Cabello; el 30 de septiembre en Bárbula bajo la jefatura del "Siempre leal" Urdaneta; Trincheras el 3 de octubre con Luciano D´lúyar vengando la muerte del comandante Atanasio Girardot. Con Bolívar luchará en Vigirima los días 23,24 y 25 de noviembre de 1813, el combate de mayor duración de la independencia, contra las fuerzas del coronel realista José Miguel Salomón. Seguirá con el máximo jefe hacia Barquisimeto sufriendo la derrota que se perfilaba como una victoria en Barquisimeto el 10 de noviembre contra las fuerzas de José Ceballos, desquite ejecutado en Araure donde derrotan a las fuerzas de Ceballos el 5 de diciembre, el batallón sin nombre así denominado por la derrota sufrida en Barquisimeto se nombrará desde ese momento batallón Vencedores de Araure. Durante las acciones militares realizadas el funesto 1814, Castañeda estará presente el 28 de mayo en el triunfo republicano de la primera batalla de Carabobo; la pérdida de la Segunda República, lo obliga desplazarse al oriente, donde participa en algunos combates, entre ellos el de Urica el 5 de diciembre, fatal para los republicanos comandados por Bermúdez y Ribas, pero con la suerte de la muerte del temible asturiano José Tomás Boves, líder de los llaneros que mas adelante seguirían al centauro Páez. Castañeda estará hombro a hombro con el valeroso e impetuoso José francisco Bermúdez, mejor conocido como José Francisco "Pueblo", cumpliendo en mayo y junio de 1821, las ordenes del Libertador de ejecutar combates en Santa Lucía, el Guapo y Caracas, realizando la famosa "Diversión" sobre Caracas para restarle fuerzas a Morales, de manera que no fueron empeñarlas en la 

Batalla de Carabobo el 24 de junio de 1821; acciones que le permiten ascender a teniente coronel. Con Páez ejecutará la última acción militar emancipadora el 8 de noviembre de 1823 con la Toma de Puerto Cabello, cuando en horas de la noche las tropas desnudas ocuparon los trincherones y derrota al general Sebastián de la Calzada comandante del último bastión realista. En 1824 se encuentra en Panamá con una división preparada para dirigirse al sur del continente con la misión de reforzar al general Sucre; apoyo que no se materializó por el resonante triunfo del cumanés en Ayacucho el 9 de diciembre. Castañeda recibe en 1827 el ascenso a coronel; en la población se Siquisique organiza un grupo de afectos al Libertador y se alza en armas con doscientos soldados contra el movimiento separatista originado con el movimiento de la Cosiata, siendo derrotado por los afectos al general Páez. Castañeda apoyará en 1835 a los simpatizantes de Mariño en la Revolución de las Reformas contra el gobierno civil del Dr. José María Vargas, que al ser derrotados por Páez pierden los derechos y demás beneficios que recupera con el gobierno de José Tadeo Monagas diez años después. A Castañeda le son reconocidos sus invalorables servicios por Monagas, con el ascenso a general de brigada en 1854, y por el general Juan Crisóstomo Falcón a general de división en 1864 y a general en jefe en 1865. En el epilogo de su agitada existencia, el viejo soldado se residencia en Montalbán donde casa en segundas nupcias con Doña Carmela Conde, dejando una digna descendencia, algunos de ellos residenciados en Valencia. Este distinguido luchador por la libertad fallece en Montalbán el 20 de septiembre 1876, contaba ochenta y tres años. La patria agradecida designó una parroquia capital Atarigua del municipio Torres con su preclaro nombre. En Valencia un distinguido grupo de larenses, se organizó para enaltecer la memoria del prócer, ubicando el sitio donde fue enterrado en Montalbán y realizar diversas actividades en Carabobo y Lara inicialmente para dar a conocer la vida, obra y ejemplo de este ilustre hijo de Arenales.
Casa de La Estrella
Conmemoración natalicio del general Castañeda
Valencia, julio 11 (REDACTA).- La Asociación Cultural Carora y la Academia de la Historia del estado Carabobo conmemoraron este sábado el 216 aniversario del natalicio del general Juan Etanislao Castañeda, quien luchó en la guerra de Independencia bajo las órdenes de Simón Bolívar y José Antonio Páez.
Con un minuto de silencio se inició el acto que se llevó a cabo en el Museo Casa de La Estrella con la presencia de la secretaria de Cultura de Carabobo, María Cora Páez de Topel.
Eumenes Fuguet Borregales, el orador de orden, contó las hazañas de Castañeda, quien se incorporó en la lucha emancipadora antes de los 17 años de edad y peleó en la Campaña Admirable, en la Toma de Puerto Cabello, entre otros.
En el acto se homenajeó a la cronista de Montalbán, Mary Acuña, por ayudar a encontrar los restos del general. También se reconoció la labor de Fuguet Borregales y Pedro Fernández por su "desinteresado interés en la celebración del 216 aniversario del natalicio". Los descendientes de Castañeda donaron dos cuadros a la Asociación Cultural Carora, uno con el árbol genealógico de la familia y el otro con una página del diario El Carabobeño donde se publicó la historia del luchador independentista.

PROCER DE LA INDEPENDENCIA DE PERU
José María Castañeda Zegarra

 José María Castañeda Zegarra Coronel del ejército de infantería peruano en la guerra de independencia del Perú  contra los españoles en el año 1824 
Nació el año de 1799 en el pueblo de Pacapauza sus padres fueron don Pedro Castañeda Ludeña y su madre doña Francisca Zegarra 
Su niñez y su adolescencia lo paso junto a sus padres dedicados a las labores propias del campo y la arriería 
Desde joven mostró cualidades para el manejo de caballos, por ser arriero tuvo la cualidad de reconocer el rastro dejado por los animales durante horas, días y semanas. Fue un tirador magnifico con una puntería que raya en la leyenda, de carácter generoso y amante de su tierra, Cualidades que le permitió ascender sobre sus contemporáneos y ser un líder y patriota cabal en la Lucha contra la dominación española
En la gran rebelión de los hermano Angulo de 1814 Castañeda siendo adolescente se alisto para seguir a Pedro de Aramburu “Capitán de la patria”,Así como muchos jóvenes de entonces.
En el año de 1822 el general San Martin ordeno al general ingles Guillermo Millar para que se dirigiera hacia Lucanas, Parinacochas y Caravely a fin de ganar partidarios para la causa patriota es así que conoció Castañeda ya que venia operando desde el año 1814, conoce también a Felipe Lisboa y a los hermanos Fernando y Bruno Vera, a Juan Gástelu, a Melchor Cáceres quienes también forman parte de las tropas patrióticas del Perú.
Fundándose el distrito de Coronel Castañeda en la provincia Ayacucho en honor a este patriota de la independencia. Distrito que abarca la localidad Teneria tierra de apellidos como Ramos, Aguirre, Arcos, Huamani, Condori, y Castañeda entre otros; procediendo en el siglo XIX de una hacienda de Purara don Félix Castañeda nieto del Coronel Castañeda que viene ser bisabuelo del destacado poeta Marino Pacheco Álvarez.

PRÓCER DE LA INDEPENDENCIA
DE MÉXICO
M. OJINAGA CASTAÑEDA 



Gral. Manuel Ojinaga Castañeda Nació en la Hacienda de las Garzas, perteneciente al municipio de La Cruz, Chihuahua, el día 8 de abril de 1833, de acuerdo con lo expresado en su fe de bautismo. De niño quedó huérfano de padre, quedando al cuidado de su madre y cursando su educación  primaria en el Valle de Allende. Después se trasladó a la ciudad de Chihuahua, en donde obtuvo una plaza de escribiente en la Contaduría Mayor de Hacienda a fines de 1850, estudiando a la vez en el Instituto Científico y Literario.  
Viajó a la capital de la república y se inscribió como alumno externo en la Escuela de Minería. Luchó contra todo género de contrariedades y privaciones durante los primeros años de sus estudios y se distinguió  por su talento, dedicación y conducta irreprochable. Obtuvo diplomas de  Agrimensor, Ingeniero de Minas y Ensayador.
En 1861 regresó a Parral, Chihuahua para ejercer su profesión de Ensayador y poco después por sus méritos, fue electo diputado de la II Legislatura local.
En 1864 se alistó en la guardia nacional del Cantón Hidalgo y  fue electo teniente coronel del Batallón 1º de Chihuahua, poco después se le confirió la jefatura del mismo batallón y se incorporó a la brigada que comandaba el general José María Patoni, con la que marchó al estado de Durango y participó en la acción de guerra librada en la Majoma el 21 de septiembre del mismo año, distinguiéndose por su valor al realizar una carga a bayoneta calada, que sirvió para rechazar  a  los invasores franceses.
En 1865 ascendió a coronel y formó parte de la división del general Miguel Negrete. Estuvo en la recuperación de las ciudades de Saltillo y Monterrey y en el asedio al puerto de Matamoros, así como en la acción de guerra librada en la Angostura contra las fuerzas francesas. El 4 de agosto de 1865 el Presidente Juárez le otorgó el ascenso a General de Brigada Graduado.
El presidente Benito Juárez  lo nombró gobernador y comandante militar del Estado y jefe de todas las fuerzas republicanas dentro del  territorio; el 4 de agosto de 1865. Al día siguiente de su nombramiento, el general Ojinaga se dirigió a todos los chihuahuenses en un emotivo y patriótico mensaje que  finalizó con  estas palabras: "A las armas, hijos de Chihuahua que nuestro último aliento sea para exclamar: ¡Viva la Independencia Nacional!" Cuando se aproximaron las fuerzas francesas encabezada  por el General Brincourt, a la ciudad de Chihuahua, Juárez y su gabinete partieron a Paso del  Norte, el 10 de agosto, mientras que el gobernador  tomó el camino de Santa Isabel para establecer su administración en Guerrero,  para dividir la atención de los invasores.
Con extremo esfuerzo llegado a ciudad Guerrero,  el día 20 del mes de agosto, fue informado por el jefe político de la agitación existente en los pueblos del  Cantón del  Norte  los que se habían sublevado a  favor del imperio.  En vano intentó hacerlos recapacitar y envió al teniente coronel Platón Sánchez con órdenes de someterlos, pero éste fue emboscado, apresado y conducido a Temósachi. Comprometida la existencia del gobierno; procedió a reorganizar las cortas fuerzas que le quedaban y ante la imposibilidad de controlar la situación, Ojinaga   con  no más de 70 hombres salieron el día 1o. de septiembre en dirección al Mineral de Ocampo, donde pensaba encontrar fuerzas leales que lo apoyaran. Mientras tanto, los imperialistas se movilizaron rumbo a Guerrero en persecución del gobernador.
Al caer la noche acampó en Arisiachi, con sus fuerzas, en su mayoría desmoralizadas, como presintiendo la tragedia que se avecinaba, al siguiente día  por la mañana del 2 de septiembre fue avisado que se aproximaba  el enemigo, a pesar de haber recibido un aviso previo, lo detuvo una partida soldados imperialistas que le exhortaron a rendirse.
Ojinaga se negó y contestó con energía "¡No me rindo traidores!" y sacando su pistola  disparó contra ellos, dando muerte a tres soldados. Llegando el teniente Carmen Mendoza  le disparo un tiro en el abdomen que le provocó la muerte dos horas más tarde, el día 2 de septiembre de 1865.
El Presidente Juárez, en reconocimiento de sus virtudes cívicas, cambió el nombre al antiguo Presidio del Norte Aldama  por el de Villa de Ojinaga, en honor del gobernante sacrificado.
Su cadáver fue sepultado por los mismos imperialistas en el cementerio de Santo Tomás; de allí fueron trasladados sus restos a Ciudad Guerrero en 1869. Después fueron depositados definitivamente en el panteón de la Regla de la ciudad de Chihuahua el 2 de diciembre de 1874.La ciudad Chihuahua   "Dio honor al estado" y  a quien: "Murió por la Patria"
Tiene dos estatuas, una en la ciudad de Chihuahua en la plazuela Ojinaga y otro en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México.
Estatua erigida por el estado de Chihuahua y develada el 15 de septiembre de 1896. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
BATALLA DE GONZALEZ
 TEXAS

Antes de la consulta, y de acuerdo con el llamado nacional de Santa Anna al desarme de los ejércitos estatales, el coronel Domingo Ugartechea, destacado en San Antonio Béjar, ordenó a los texanos devolver un cañón donado por el gobierno de México, y que se localizaba en la población de González. Ante la negativa de los texanos, Ugartechea mandó entonces al 
Teniente Francisco Castañeda con cien dragones a recuperar la pieza de artillería. Cuando llegaron a las playas del río Guadalupe, cerca de González, en la otra banda del río había dieciocho texanos que oponían resistencia. Sin poder cruzar, Castañeda estableció un campamento. Los texanos ocultaron el cañón y llamaron voluntarios. A este llamado respondieron dos grupos de milicianos. El coronel Henry Moore fue electo cabeza de los rebeldes, que aprestaron el cañón y dos balas. Un indígena llegó al campamento de los mexicanos y avisó a Castañeda que los rebeldes eran ahora cerca de 140. Todo quedó listo para la batalla de González. Temprano en la mañana del 2 de octubre, los hombres de Moore atacaron el campamento mexicano con bandera blanca con una imagen de los cañones; Tomado por sorpresa Castañeda ordenó a sus hombres a replegarse a una posición defensiva tras una baja altura. Durante una pausa en los combates, el comandante mexicano organizó parlamentar con Moore. Cuando preguntó por qué los Texanos habían atacado a sus hombres, Moore respondió que estaban defendiendo su arma y estaban luchando para defender la Constitución de 1824.

Moore le preguntó en su defecto, pero Castañeda le dijo que aunque no le gustaba la política del presidente Antonio López de Santa Anna, estaba obligado por el honor de cumplir con su deber como soldado, Tras no poder llegar a un acuerdo, la reunión terminó y se reanudó la lucha, Superados en número, Castañeda ordenó a sus hombres para volver de nuevo a San Antonio.

Decisión de Ugartechea de no provocar un conflicto mayor en el intento de tomar el arma.  
Esta batalla fue ganada por los texanos, que incluso llegaron a urgir a Castañeda a unirse a la sedición. Aunque las pérdidas han sido mínimas, la batalla de Gonzales marcó una clara ruptura entre los colonos de Texas y el gobierno mexicano.Con la guerra las fuerzas de Texas se movieron para atacar a las guarniciones de México en la región y la captura de San Antonio
Castañeda finalmente en su informe oficial, comentó: "ya que las órdenes de su señoría eran de que me retire, sin comprometer el honor de las armas mexicanas, lo hice."En el enfrentamiento, Austín dio la orden a sus milicianos de esperar y atacar el ejército de Cos, muchos de los voluntarios simplemente desertaron. En noviembre de 1835, el ejército texano estaba compuesto por unos 600 hombres. Los oficiales, a un tiempo, diseñaban la estrategia de ataque, pero también se preguntaban cuál era la causa por la que combatían a las fuerzas mexicanas. 


INDEPENDENCIA DE MÉXICO
Y
LA MUERTE DE MORELOS





En noviembre de 1815, al dirigirse al poblado de Tehuacán junto con los miembros del congreso, Morelos fue alcanzado y capturado por soldados realistas. Después de ser juzgado por las autoridades eclesiásticas y civiles, el “siervo de la nación” murió fusilado, el 22 de diciembre de 1815, en el poblado de San Cristóbal Ecatepec.
La muerte de Morelos trajo consigo la declinación de la lucha por la independencia. En 1816, el ser relevado del cargo el virrey Félix María Calleja, no existía un núcleo revolucionario que amenazara militarmente al virreinato.
A partir de este año, el nuevo virrey, Juan Ruiz de Apodaca, emprendió una hábil estrategia de pacificación, a partir de las cual los jefes insurgentes Manuel Mier y Terán, Ramón e Ignacio Rayón, Nicolás Bravo, José Francisco Osorno, Melchor Múzquiz, así como los congresistas


Sotero de Castañeda, Berdusco y Bustamante, se rindieron, acogiéndose al indulto ofrecido por el virrey. Al principiar el año de 1817, solo unos cuantos jefes insurgentes como Pedro Moreno, en la región central, Guadalupe Victoria, en Veracruz y Vicente Guerrero, en el sur, amenazaban la estabilidad política del virreinato.

En ese mismo año, tras desembarcar en el puerto de Soto la Marina (actual estado de Tamaulipas), el expedicionario español Francisco Xavier Mina, idealista republicano que se unió a la causa de independencia de México, realizó una audaz campaña militar, en compañía del insurgente Pedro Moreno, en las intendencias de Tamaulipas, San Luis Potosí y Guanajuato. Sin embargo, antes de finalizar el año, Mina fue derrotado, capturado y fusilado por las fuerzas realistas.


PRÓCER VALENTÍN CASTAÑEDA
BATALLA DE PICHINCHA-AYACUCHO
ECUADOR

El prócer Valentin Castañeda, nacido en 1790, combatió en las batallas de Pichincha y Ayacucho bajo las ordenes del General Jose Maria Cordova, asistió a los funerales de 
Simón Bolivar. Murió en Cali en 1911.

Personaje olvidado de la Independencia

 



LEOPOLDO CASTAÑEDA
PATRIOTA EMANCIPADOR
DE RIO BRAVO